Parrillada 3-6-12. Agradecimientos

Una vez recuperados de las muchas emociones vividas en la Parrillada Solidaria que la Fundación Uniendo Esperanzas organizó el pasado domingo en la espectacular Finca Los Arcos de El Escorial, no podemos por menos dejar de agradecer a una larga lista de personas, empresas y voluntarios sin cuya colaboración el evento no hubiera tenido lugar ni alcanzado el indudable éxito logrado:

A la familia Moreno, propietarios de la Finca Los Arcos por su generosa y solidaria hospitalidad.

A Cándido y Elvira, los guardeses, que sin su abierta predisposición, no sabemos que hubiéramos hecho.

A Mar y Javier López Cordero del Consejo Regulador Carne de Ávila por su increíble y espectacular aportación de carne para la parrillada.

A Guillermo Galmés de Mercapital, Eduardo Evangelio y Susana Ruiz de las Bodegas Lan/Santiago Ruiz que lograron, con sus 120 botellas de excelente Reserva Lan 2005, animar como nadie el evento.

A Ramón Dios y a Sonia y a su eficaz equipo del Mesón de Fuencarral que nos proporcionaron, además de su exquisito cátering, un apoyo logístico absolutamente indispensable para el buen discurrir de la fiesta.

A Nico de la Carrera por sus desvelos y su fértil imaginación que siempre estuvo presente entre nosotros, por mucho que resida en su lejana Dakar.

A Paloma Marggi, por el entusiasmo desplegado convocando e involucrando a ese estupendo y gran conjunto de artistas solidarios, cuyo estoicismo y entrega desinteresada mostrándonos sus estupendas obras está fuera de toda duda.

A Maica y Laura de la Carrera de Mamah África, no solo por organizar el espectacular desfile de moda de inspiración africana, sino también por ser parte determinante en dar forma a todo el programa.

A Maria Antonia Santos, nuestra particular conseguidora de imposibles.

A Pepe Figueroa y Jorge Atalaya, parrilleros mayores, que junto a otros ardientes acólitos padecieron los rigores del infierno y nos prepararon 450 raciones de estupenda carne de Ávila y sabrosísima butifarra catalana.

A la periodista Nieves Martín, que sin un micrófono que funcionase dignamente, no pudimos disfrutar de su excelente labor que conocemos como presentadora y animadora.

A Sara Gil, no solo por su increíble capacidad de comunicación, sino también en su papel de eficaz solucionadora de las incidencias e improvisaciones de última hora.

Y por supuesto, a todo ese pequeño ejército de voluntarios y amigos anónimos de la Fundación Uniendo Esperanzas, desde los que daban la bienvenida, ejercían de pinches o de alguaciles de cometidos múltiples, servían el vino o el bissap, vendían collares, o, simplemente recogieron las basuras, sin cuya ayuda nada hubiera podido salir igual.

Pero no queremos acabar sin agradecer muy encarecidamente a los cientos de asistentes, muy sufridos, tremendamente pacientes y sobre todo muy, muy solidarios que fueron, en definitiva, los grandes protagonistas de esta Parrillada Solidaria organizada para recaudar fondos para nuestros proyectos de casas de acogida de niños abandonados en Kaolack y Makacoulibantang (Senegal).

Confiamos que en un futuro no muy lejano podamos repetir esta fiesta solidaria en la que pondremos todo nuestro empeño en mejorar los muchos fallos que cometimos en esta.

Gracias a todos. De todo corazón.

Fernando Diago
Voluntario de la Fundación Uniendo Esperanzas

Share
Esta entrada ha sido publicada en Actividades, Destacado y etiquetada como , , . Enlace directo de la entrada.